Dormir mal


El mal sueño está relacionado con un mayor nivel de azúcar en sangre.


En un estudio se descubrió que los afroamericanos con sueño interrumpido tienen niveles más altos de azúcar en sangre.

Las personas con diabetes tienen niveles altos de azúcar en sangre (o glucosa en sangre). Cuando el azúcar en sangre se acumula demasiado, causa efectos dañinos.

Las discapacidades del aprendizaje no están relacionadas con la inteligencia de un niño. Son causadas por diferencias en el funcionamiento del cerebro que están presentes desde el nacimiento o poco después. Estas diferencias afectan cómo el cerebro maneja la información y puede generar problemas con la lectura, la escritura y las matemáticas.

En un estudio se descubrió que los afroamericanos con sueño interrumpido tienen niveles más altos de azúcar en sangre. En estudios anteriores, también se ha encontrado este vínculo en las poblaciones europeas y asiáticas.

Los investigadores analizaron los datos de alrededor de 800 hombres y mujeres afroamericanos que se sometieron a pruebas de apnea del sueño en el hogar. La apnea del sueño es una afección en la que la respiración se detiene o se vuelve muy superficial por periodos durante el sueño. Las personas en el estudio usaban un dispositivo que medía cuando estaban despiertos o dormidos durante una semana. También llevaban un diario de sueño.

Los investigadores examinaron cuánto tiempo dormían las personas, con qué frecuencia se despertaban durante la noche y los cambios en sus patrones de sueño. Compararon estos hallazgos con los niveles de glucosa en sangre tomados en una clínica.

Alrededor de un tercio de los participantes tenía apnea del sueño. La mayoría no recibían tratamiento para la afección.

Los que tenían apnea del sueño o patrones de sueño interrumpidos tenían niveles más altos de glucosa en sangre. Las personas con apnea del sueño más severa tenían niveles de glucosa en sangre un 14 % más altos que las personas sin apnea del sueño severa.

Muchas personas con apnea del sueño no saben que tienen esa afección. "Nuestros resultados reafirman la necesidad de mejorar las pruebas de detección y el diagnóstico de la apnea del sueño, tanto en las personas afroamericanas como en otros grupos", explica el Dr. Yuichiro Yano de la Universidad de Duke, quien dirigió el estudio.


Aug 11, 2020 | Transtornos del sueño


Most Related Posts

Categorias
Los mas vistos